Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

¿Por qué Bryan Ruiz no jugó en Saprissa?

13 de octubre de 2017 10:09 AM
1 0
¿Por qué Bryan Ruiz no jugó en Saprissa?

Abuelito cuenta todos los detalles a DIARIO EXTRA

Si Bryan Ruiz era saprissista ¿por qué no llegó a jugar con el Monstruo? El capitán de la Selección Nacional y uno de los mejores jugadores ticos de la historia estuvo muy cerca de vestirse de morado cuando era carajillo, pero en la S lo rechazaron. La historia jamás contada la desveló a DIARIO EXTRA Rubén González, abuelo del futbolista y gran forjador de su carrera.

Don Rubén siempre fue fanático del Saprissa y le heredó a Bryan el amor por los colores morado y blanco. Su sueño fue verlo jugar en La Cueva, por eso lo llevó 2 veces a probar en las ligas menores de la S. Aunque no precisa la fecha, cree que la primera fue por ahí del año 1997. “Bryan siempre fue muy menudito, Saprissa lo rechazó por eso, yo lo llevé dos veces, se le quedaban viendo de arriba abajo, Carlos Santana y Enrique Rivers, que fueron los que lo vieron, decían que no prometía nada, pero no lo vieron ni jugar”, recordó don Rubén.

El abuelo de Bryan tenía tantas ganas de verlo de morado que volvió a insistir, pero el resultado fue el mismo. “Me dijeron ‘ahí lo llamamos después’, yo seguí entrenándolo, lo volví a llevar a probar con Saprissa e igual, nunca nos llamaron”, afirmó González.

Después de eso Bryan entró al colegio y ahí empezó a gestarse su futuro como rojinegro. “Tenía un montón de compañeros que le decían que fuera a probar a la Liga, todos lo invitaban a ir. Un día llegó y me dijo: ‘Papi, ¿por qué no me lleva a La Sabana que ahí entrena un equipo de la Liga?’. Yo era antiliguista, pero me insistió tanto que le dije que sí, pero que no se ilusionara porque ahí no iba a jugar”, expresó su abuelito.

Al Capi le tocó ir a probar con una filial de Alajuelense que entrenaba en La Sabana. “La cancha estaba por el estadio viejo, les dieron un camerino, terminó el entrenamiento, Bryan venía feliz, pero yo le dije que no se hiciera ilusiones, yo lo había hecho moraditico.

Ese mismo día me dice el carajo de apellido Bolaños (entrenador de la Liga) ‘me lo trae el sábado que tenemos un partido y quiero que juegue’”, explicó don Rubén.

Fuente: diarioextra.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0