Sindicatos de Ecuador marchan por derechos y el Gobierno contesta con música

17 de septiembre de 2014 12:00 AM

20 0

El FUT, en el pasado aliado del Ejecutivo, teme que ciertas reformas afecten los derechos laborales, extremo que niegan las autoridades que se han mostrado dispuestas a modernizar un viejo Código del Trabajo que, pese a permanentes modificaciones, data de 1938.

El Gobierno pretende entregar a los ecuatorianos un Código del Trabajo "revolucionario", que fomente el empleo, garantice la seguridad laboral y regule las relaciones obrero-patronales, según la versión oficialista.

El FUT, por su parte, cree que la movilización, apoyada por otros frentes sociales como la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), permitirá dar a conocer sus "inquietudes" sobre la política laboral del Gobierno.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, reacio a las protestas en su contra, convocó a sus simpatizantes a una concentración en la Plaza de la Independencia, frente al Palacio de Gobierno, en el casco colonial de Quito, donde también pretendían acudir varios dirigentes sindicales para tratar de dialogar con el mandatario.

"Hemos hecho llegar una carta al presidente de la República, la idea era llegar con una comisión para dialogar, pero no nos ha contestado", por lo que la marcha irá a otra plaza cercana, la de San Francisco, donde se efectuará un mitin, aseguró a Efe el presidente del FUT, Edgar Sarango.

"Hemos convocado a una movilización pacífica para hacer conocer tanto al pueblo ecuatoriano como al Presidente cuáles son nuestras inquietudes en torno al nuevo Código del Trabajo", explicó.

El objetivo de la marcha "no es ir a subvertir el orden o desestabilizar la democracia", como teme el Gobierno, sino más bien "afianzar la democracia, construir un nuevo país pero con la participación de los trabajadores", subrayó el líder sindical.

Además, recordó que los sindicatos están preocupados no sólo por el nuevo Código laboral, sino también sobre la conflictividad laboral y algunos aspectos de un paquete de enmiendas constitucionales que el Ejecutivo pretende que se apruebe en la Asamblea Nacional (Parlamento).

Sarango precisó que, pese a que el Gobierno ha pretendido ligar la protesta sindical a una enmienda constitucional sobre la reelección presidencial, el FUT ha sido claro en señalar que lo que le preocupa de esas enmiendas es un artículo por el que se pretende pasar a todos los obreros del Estado, que gozan de los beneficios del Código del Trabajo, al régimen de servicio público.

"Sólo es eso" lo que pretende dar a conocer el FUT, dijo Sarango y remarcó que es falso que los sindicatos formen parte de un proyecto de "restauración conservadora" de los grupos de oposición de derechas, como ha señalado Correa.

Según el mandatario, este tipo de manifestaciones contra el Gobierno son una estrategia de los grupos conservadores de la región contra los gobiernos progresistas de América Latina y ha puesto como ejemplo lo sucedido en Venezuela.

Para el líder sindical, la única idea que existe es "dialogar, que (Correa) conozca de primera mano cuáles son las inquietudes sobre el proyecto (de nuevo Código del Trabajo) que fue presentado en mayo" por el Ejecutivo.

Sarango no quiso profundizar sobre la convocatoria de Correa a la concentración oficialista en Quito, pues dijo que el mandatario tiene "toda la facultad para convocar" al pueblo.

Fuente: elpais.cr

A la página de categoría

Loading...