La sabrosa ventaja de apellidarse Wahlberg

21 de septiembre de 2014 06:00 AM

34 0

La sabrosa ventaja de apellidarse Wahlberg

Esto es lo que sabíamos: Donnie fue el primero en hacerse con la fama, aunque luego sería Mark quien se tornaría en el máximo referente de la familia Wahlberg. Sin embargo, al parecer aún nos quedaba otro de los nueve hijos de doña Alba por conocer.

Paul Wahlberg nunca ha formado parte de los New Kids on the Block, no ha modelado calzoncillos de Calvin Klein ni ha sido postulado a un premio Oscar. Aún así, Mark y Donnie no discuten que su hermano, el chef, es el más talentoso de la familia.

Paul es la cabeza de Wahlburgers, un restaurante real que funciona en Boston, la ciudad cuna de la mediática familia, y del cual sus conocidos hermanos son socios. Con solo saber eso es fácil entender por qué hacer un programa sobre aquel emprendimiento culinario era tan necesario como inevitable.

Wahlburgers , la serie, está de estreno en América Latina por medio de A&E, después de haber debutado en Estados Unidos a inicios del 2014. La primera temporada muestra un programa con una premisa sencilla y que ya se ha explorado, con las variables del caso, en otros reality shows sobre la vida “normal” de las celebridades.

Para poner en contexto a los que no han seguido su trayectoria: Mark es uno de los actores estadounidenses más populares de las últimas décadas. En los 90 se dio a conocer como el rapero Marky Mark y luego saltó al cine, donde se consolidó con títulos como Boogie Nights, Los infiltrados, El luchador, Ted, Lone Survivor y Transformers 4 .

Donnie, por su parte, tras hacer delirar a una generación de gritonas adolescentes como el “rebelde” de los New Kids on the Block, encontró nicho en la televisión, donde ha sido estelar de Band of Brothers , Boomtown y la aún vigente Blue Bloods .

Los Wahlberg son patrimonio de Boston: la ciudad vio a los hermanos pasar de delincuentes juveniles a figurones de la música y la actuación. Y por eso, el ombligo siempre los jala de nuevo a las calles donde crecieron, donde la fama no les impide compartir como cualquier otro hijo de vecino.

Y de eso va Wahlburgers : los tres hermanos sacando adelante su restaurante, a pesar de la apretada agenda de trabajo hollywoodense de Donnie y Mark. Y todo bajo el ojo vigilante de Alma McPeck Wahlberg Conroy, la matriarca que suele tener la última palabra.

Como buena historia bostoniana, Wahlburgers tiene a los típicos amigos “calienta banca”, esos que –como Norm y Cliff en Cheers – solo son buenos para una cosa: volar pico.

Henry Nacho Laun y Johnny Drama Alves son los compas de infancia, del barrio de los Wahlberg que con demasiada frecuencia se acercan a la venta de hamburguesas de Paul para arreglar el mundo a punta de tertulia.

También, dado el entorno de farándula de dos de los hermanos, se da por descontado que la serie contará con apariciones de otras celebridades, como es el caso de la actriz Jenny McCarthy, quien recientemente se casó con Donnie.

¿Es bueno Wahlburgers ? Depende a quién se le pregunte: algunos dirán que sí, al punto de que obtuvo en su primer año una candidatura al Emmy, mientras que otros le dirán que es apenas otro show con famosos tratando de parecer gente común y corriente.

Paul solo ofrece buenas hamburguesas e inmejorable plática. Eso y un apellido que se vende solo.

Fuente: nacion.com

A la página de categoría

Loading...